Gracias por su apoyo!/Thanks for your support!

Al escribir este ultimo articulo de mi “Vuelo al Sur”, se materializan ante mis ojos, no solo memorias de este viaje, si no una carrera de ya varios años, llena de satisfacciones, luchas, gritos al viento, y fabulosas y revoltosas manifestaciones de cariño y rebeldia, en la compañía de grandiosos guerreros del arte y vida.

Para alguien como yo, un fabricante de ruidos y garabatos, un aventurero con hambre de cada segundo que otorga el generoso camino al infinito, que maravilloso ha sido este andar, que gran privilegio ha sido navegar en este mar de vivencias con cada viento a favor y en contra, con cada cataclísmico conflícto de babor y estribor, con cada infinitamente implacable ola que nace y se alimenta de la oscuridad, con cada rayo de luz que se cuela entre las frondosas nubes de la mas perfecta tormenta!

¿ De cuantas maneras, cuantas veces sumaran a suficiente decir gracias a todos aquellos que de una manera u otra, en un momento dado, caminaron un instante único y eterno a mi lado en mi osadía por un canto, en mi salto al vacío por un instante de verdad, elocuentemente inconscientes, por un brillo en los ojos, por una sonrisa que sea una bella cicatriz en el alma?

La verdad, no lo se. Mas aun, una vez mas, de todo corazón, con mis verdades y las marcas en mi piel que dejaron estas, las para mi, feroces batallas, osare una vez mas decir GRACIAS! Gracias por escuchar; gracias por compartir conmigo; gracias por los minutos y los segundos que me han regalado; gracias por desatar su alma abierta como una red inmersa en el río de la vida: redes que recolectan sin atrapar.

Han sido meses muy importantes y determinantes para mi en este “Vuelo al Sur”, tanto, que por ahora meditar es lo único que tiene sentido para este, su servidor. Meditar y entender un significado y un camino a seguir.

Por ahora me despido, y espero que sus senderos estén llenos de luz, de esa luz que ha llenado mis días y mi canto, de esa luz que brilla en sus nombres. Nos vemos en el camino…

————————————————————————————————————————————-

As I write this last article about “Vuelo al Sur”, a myriad of indelible images materialize before my eyes; images that speak not only of this trip, but of a career of several years, full of rebellious and wonderful accomplishments, unique manifestations of love and sincerity, all surrounded by some of the most wonderful people I have ever had the privilege of knowing.

For someone like me, a crafter of noises and scribbles, a hungry adventurer eager to live every second generously granted to us by the infinitum, it has been a privilege to place my foot on this path and venture into the ocean of life with and against the relentless wind of circumstance, face every cataclysmic conflict at port and starboard, and ride every merciless wave that is born and feeds on the dark depths, with every ray of light that valiantly beams through the gloomy cumuli that makes the most perfect storm!

In how many ways, how many times would it be enough to thank everyone who, in a way or another, at some point or another, walked beside me and helped me fabricate moments so unique and transcendent, while I dared to sing, to jump into the void to reach a moment so true, eloquently unaware, all for a smile, a beautiful scar on the soul?

The truth is: I do not know. However, one more time, from the bottom of my heart, with my truth as the scars on my skin that were left by, what I consider to be, ferocious battles, I dare once again to say THANK YOU! Thank you for listening; for sharing with me; thanks for the minutes and seconds that you gave me; thanks for opening your mind and freeing your soul, like trees reaching for the first rays of the sun.

These last months have been very important and defining for me, so much that, for now, for yours truly, all that makes sense is to meditate, to ponder.

I will say good bye for now, and I hope your paths are full of light; that light that has shone upon my days and my song; that light that shines on you name. I’ll see you down the road…

El Vuelo al Sur continúa!

Después de haber tenido la fortuna de recorrer maravillosas tierras y divisar sus grandiosos paisajes, conocer maravillosas personas, sus historias, y sus inspiradoras iniciativas, vuelvo a E.E.U.U. cargado de energía, ideas y ganas de trabajar en nuevos proyectos.

Mi “Vuelo al Sur” concluirá con dos eventos que se llevaran a cabo en Orlando, FL.

Primero, incursionaré en el VII Aniversario de la Tertulia Cuatro Gatos, en celebración del Día del Libro en el City Hall, este 23 de Abril. Allí tendré el privilegio de compartir un par de mis canciones al igual que mi libro “Gaviotas de Papel“, junto a un grupo fenomenal de músicos, pintores y escritores que residen en la ciudad de Orlando. Este evento es una maravillosa celebración del arte en general, y es el eco de una iniciativa comunitaria que lleva casi una década de vida.

AniversarioHiRes

Segundo, tengo una cita imperdible en Timucua Arts White House, donde una vez mas tendré el privilegio de cantar y compartir una velada maravillosa en la plataforma artistica creada por Benoit Glazier, director musical de Cirque de Soleil. Todo se llevará a cabo el 27 de Abril, y compartiré el escenario con la talentosa cantautora Kattya Graham.

TimucuaAbril27

 

Siento una gran fortuna al poder ser testigo del sendero que han revelado mis pasos, ya que mi andar ha llenado mi corazón y mi mente de historias que contar y versos que cantar. Por ende, siento una responsabilidad personal de trabajar para canalizar mis vivencias de la única manera que sé: escribiendo y cantando.

Pronto revelaré un reporte fotográfico de mis pasos, para poder dar una ventana a aquellos que quieran dar un vistazo a mi aventura.

Una vez mas, gracias a todos aquellos que creen en mi trabajo, a aquellos atentos al sonido de la vida… nos vemos en el camino.

 

El Vuelo Al Sur Continúa en el Perú!

Abrir las alas y abrazar el corcel del viento; abrir los ojos y ser verdadero sin pedir permiso…

Mientras me hallo en medio de un hiato bajo el cielo que me vio nacer, pienso en las memorias imborrables que he construido gracias a mi “Vuelo al Sur”; toda la gente maravillosa que he conocido; todas las historias que me han contado las esquinas de la vida; experiencias que llegan a mi tan inesperada y sublimemente como quieren, y me otorgan todo aquello que cargan consigo: leyendas de luz y oscuridad.

Y fue exactamente así, en medio del vuelo de un jinete con manos abiertas, que el sendero me reveló el destino que ahora precisan mis alas.

Después de haber compartido mi canto bajo los bellos cielos de Colombia, El Salvador, y Mexico, el camino me otorgo la oportunidad de volar mas allá, hacia las legendarias tierras del Perú. No es fácil expresar lo que siento, ya que es una mezcla de muchos matices en mi alma… Lo único que se, es que cantaré una vez más con el corazón, en mi humilde búsqueda de ese simple y sincero intercambio entre un cantante y la audiencia.

Lima, Cusco, volaré a tus brazos, con la intención de brindar todo lo que soy y que mi voz se gane el derecho de cabalgar tus vientos.

Por último, quiero agradecer a todos aquellos que han hecho posible esta gira basada en la autogestión y el esfuerzo sincero.

De nuevo, gracias por escuchar.

Oaxaca: Un modelo de la Micro-Revolución

Hay sitios tan mágicos, con gente tan maravillosa, que revelan la versión de ti mismo que anhelas poder ser…

Soy un cantautor, un aprendiz de escritor; un amante de la guitarra y un admirador de los prestidigitadores; un ingeniero de garabatos y ruidos; pero más que todo, soy un ser humano.

Soy un ser humano con los anhelos y temores de cualquier persona, luchando por mantenerme despierto, vigilante, útil y humano. Una persona arrastrada por la avalancha de la vida moderna, que como a todos, muchas veces nos consume y reclama.

Un día decidí emprender un vuelo, una aventura, una osadía: una revolución personal que revelara los colores de mi alma. Me despoje de todo lo que me protegía para concebirme vulnerable y sincero conmigo mismo y con las personas que me escuchan. Solo me acompañarían mi voz, guitarra, palabras, y el apoyo invaluable de la gente que cree en mi canto, transeúntes que me bendicen con su amistad.

Mi “Vuelo al Sur”, ha sido una maniobra de autogestión maravillosa, construída con la voluntad y química del instante verdadero, de el proceso de búsqueda sin filtros.

Y así, en este proceso, en este rodar impredecible, errático y grandioso, fue que llegue a una ciudad llamada Oaxaca. Mi fascinación con este increíble lugar comenzó hace mucho debido a libros y noticias que me encontré en el camino alrededor de dos años atrás. Sin entrar en detalles muy subjetivos, debo confesar que me enamoró la idea de poder cantar en un sitio como Oaxaca, el cuál simboliza tantas cosas para mi, debido a sus diarias luchas que van desde lo cultural a lo legislativo, y de lo político a lo educativo. Desde ese momento comencé a cavilar la materialización de un concierto allí, todo impulsado por el espíritu de lucha que pude ver en los habitantes de Oaxaca. Más aún, debo confesar que Oaxaca fue tal vez el catalizador más importante que diese pie a mi “Vuelo al Sur”. Antes de programar cualquier concierto, ya me encontraba en diálogos para concretar un evento en la Fonoteca Eduardo Mata .

Después de muchas decisiones y movimientos, alcé mi vuelo, y mis alas me llevaron a ese anhelado lugar: Oaxaca. Las circunstancias me otorgaron la fortuna de estar rodeado de amigos que considero mis hermanos, y así, mi experiencia en Oaxaca se tornó, en una palabra, mágica. Esta ciudad vive con su lucha a flor de piel, con sus anhelos como bandera, con el bienestar de sus hermanos como su mas importante motivación, y con una necesidad de despertar y no claudicar en el intento. No hay alma sensible que deje Oaxaca sin inspiración y deseos de clamar sus propios anhelos.

En mi humilde opinión, simplemente, Oaxaca es uno de los mejores ejemplos de la Micro-Revolución. Con esto quiero decir que Oaxaca es el mejor ejemplo que he visto de una revolución interna, personal; una emancipación de auto-impuestas concepciones del mundo. Esto va mas allá de hablar de derrocar sistemas creados o de teorías de conspiración. Estoy hablando de finalmente tomar responsabilidad de nuestros actos, trabajando juntos, logrando así una libertad localizada y verdadera en nuestras comunidades. Desde luego, esto no es un trabajo fácil, y quizás Oaxaca, al igual que muchos otros sitios del mundo con una iniciativa similar, tiene mucho que lograr; mas definitivamente, cualquiera que camine las calles de Oaxaca sabrá que esta es una comunidad que esta andando en la dirección correcta a una solución verdadera a nuestras problemáticas modernas.

En conclusión, quiero humildemente invitarles a investigar un poco acerca de Oaxaca, y tal ves, por un instante, ver el mundo a través de los ojos de sus habitantes; es muy posible que esa vista les inspire.

Finalmente, quiero agradecer a la increíble audiencia de Oaxaca, la Fonoteca Eduardo Mata y al Café Cultural La Nueva Babel, por darme la maravillosa oportunidad de compartir mi trabajo y mi canto con ellos.

Gracias por su apoyo, y que continúe el vuelo!

Leo Aether invitado de Vive La Cultura!

El pasado Domingo 2 de Marzo, tuve el honor de ser parte de un evento sin precedentes en el bello país de El Salvador, en el cual se celebró la valiosa y fundamental labor de la mujer en la comunidad.

Después de haber tenido la oportunidad de compartir con la gente local por varios días, caminar por la calles Salvadoreñas, de haber sentido el poder de el Volcán de San Salvador, y haberme sumergido en las inmaculadas aguas de el Lago Coatepeque, pude entender la dimensión y la importancia de el programa VIVE. En el evento del Domingo, hubo un gran enfoque en el papel que desempeñan la juventud y la mujer, dos de las demográficas que necesitan más apoyo en el país.

Fue muy satisfactorio para mi ser parte de una actividad que fomenta cosas positivas en una tierra con tanta adversidad, pero a su vez, llena de potencial y cosas bellas. Mis infinitas gracias a La Secretaría de la Cultura, especialmente la señora Ana Mey Rosales, quien creyó en mi proyecto y me dio la oportunidad de cantarle a la gente Salvadoreña.

La Secretaría de la Cultura de El Salvador ya publico algunas fotos del evento:

http://cultura.presidencia.gob.sv/novedades/galeria-fotografica/2014/category/233-02-vive-la-cultura-dedicado-a-la-mujer.html

Mi viaje continuará con mi visita a Mexico. Hasta entonces, estaré trabajando en la recolección de los materiales documentales de mi experiencia en este Vuelo al Sur.

Gracias por escuchar y caminar conmigo!